Amor Esperanza Fe

La Biblia

A pesar de que La Biblia fue escrita por hombres, esta inspirada por el Espíritu Santo y es la infalible Palabra de Dios. Las Sagradas Escrituras son eternas, por lo que es nuestra única regla de fe, doctrina y conducta 

La Trinidad

Un solo Dios. Dios manifestado en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo

El Padre

Es el creador de todo el universo y la vida, el Alpha y Omega, el gran YO SOY, el que es el Santo de los Santos. Eterno y Soberano.

El Hijo

Jesucristo, nos salva y rescata de nuestros pecados y es el intercesor principal de la humanidad a la diestra del Padre en el cielo

El Espíritu Santo

Es el regalo de Dios para el hombre después de la resurrección de Jesucristo en la tierra. El Espíritu Santo es nuestro Consolador y Consejero en todas las cosas. Él convence a la gente de sus pecados, es justo y nos hace más semejantes a Cristo

La Salvación del Hombre

La única esperanza de rescate para el hombre es a través de la sangre derramada de Jesucristo, el Hijo de Dios.
La salvación se recibe a través del arrepentimiento para con Dios y la fe en el Señor Jesucristo. El hombre se convierte en hijo y heredero de Dios según la esperanza de vida eterna por el lavamiento de la regeneración, la renovación del Espíritu Santo, y la justificación por la gracia a través de la fe .
La evidencia interna de la salvación es el testimonio directo del Espíritu. La evidencia externa ante todos los hombres es una vida de justicia y verdadera santidad

La Iglesia

Es el cuerpo de Cristo, la morada de Dios por el Espíritu Santo, con el encargo divino de llevar a cabo su gran comisión. Todo creyente, nacido del Espíritu Santo, es parte integral de la iglesia de los primogénitos, que están inscritos en los cielos

El Bautismo del Espíritu Santo

Todos los creyentes tienen el derecho de recibir y deben buscar fervientemente la promesa del Padre, el bautismo en el Espíritu Santo y fuego, según el mandato del Señor Jesucristo. Esta era la experiencia normal y común de toda la primera iglesia cristiana.
Con el bautismo en el Espíritu Santo el creyente participa de experiencias como la de ser lleno del Espíritu, una mayor reverencia hacia Dios, una consagración más intensa a Dios y una mayor dedicación a su obra, y un amor más activo a Cristo, a su Palabra, y a los perdidos

La Resurrección

La resurrección de los que han muerto en Cristo y su arrebatamiento junto con los que estén vivos en la segunda venida del Señor, es la esperanza inminente y bienaventurada de la Iglesia

El Juicio Final, Cielos y Tierra Nuevos

Habrá un juicio final en que los pecadores que han muerto serán resucitados y juzgados según sus obras. Todo aquel cuyo nombre no se halle en el Libro de la Vida, será confinado a sufrir castigo eterno en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda, junto con el diablo y sus ángeles, la bestia, y el falso profeta